El nuevo Mercedes-Benz SLC, belleza sobre ruedas

El nuevo Mercedes-Benz SLC hereda un importante legado. De su antecesor el SLK, que cuenta con una numerosa comunidad de admiradores en todo el mundo, se han vendido alrededor de 670.000 unidades desde su lanzamiento en 1996. La nueva gama, está perfectamente preparada para ello. No sólo ha sido perfeccionada en numerosos detalles, sino que también

se ha ampliado el abanico de motores, desde el modelo diésel potente y de bajo consumo SLC 250 d hasta el deportista de élite Mercedes-AMG SLC 43. El SLC 250 d, el SLC 300 y el SLC 43 incorporan de serie el cambio automático con convertidor de par 9G-TRONIC, de talante deportivo y confortable a la vez. Esta transmisión se ofrece como opción para el nuevo SLC 180 de 156 CV de potencia y para el SLC 200.

En palabras de Ola Källenius, miembro de la Junta directiva de Daimler AG responsable de Ventas en Mercedes-Benz Cars: «Mercedes-Benz redefinió el concepto de roadster en 1996. Su techo retráctil le permite conjugar el placer de conducir a techo descubierto con un confort ilimitado bajo condiciones meteorológicas adversas. Aunque haya cambiado de nombre, el roadster compacto sigue siendo ejemplar por la combinación de pasión e inteligencia, de manera que resulta atractivo a nivel emocional y racional.»

En el proceso de reestilización, los diseñadores de Mercedes-Benz han acentuado aún más el carácter deportivo de este roadster de culto. A esto contribuye especialmente el nuevo frontal. La parrilla del radiador erguida realza la forma del capó aflechado. Todos los SLC salen de fábrica con parrilla de efecto diamante. Las medidas de reestilización redundan en una sensación de mayor calidad en su habitáculo. Algunos elementos destacados son las nuevas molduras de aluminio claro (de serie) u oscuro con rectificado en efecto fibra de carbono. También se ha rediseñado el cuadro de instrumentos.

Con sólo pulsar un botón, DYNAMIC SELECT permite ajustar en unos instantes características diferentes para el vehículo, modificando el reglaje del motor, el cambio, la dirección y el tren de rodaje de acuerdo con las preferencias del conductor.

El nuevo modelo básico de la gama es el SLC 180 de 156 CV, que se contenta con un consumo mixto de 5,6 l/100 km en el ciclo normalizado europeo y cifra sus emisiones de CO2 en 127 g/km. Por encima del mismo se posicionan el SLC 200 de 184 CV y el SLC 300 de 245 CV, ambos con un motor de cuatro cilindros y 1.991 cm3. El campeón en eficiencia sigue siendo el SLC 250 d diésel de 204 CV de potencia, con emisiones de CO2 de 114 g/km.

El Mercedes-AMG SLC 43 cumple de forma impresionante la promesa de de la marca AMG: Driving Performance. El nuevo modelo combina un motor V6 biturbo de 3,0 litros, (367 CV y 520 Nm con el tren de rodaje deportivo AMG adoptado del Mercedes-AMG SLK 55 y sometido a diversas adaptaciones. El resultado son prestaciones marcadamente deportivas. Baste con señalar que su aceleración de 0 a 100 km/h se completa en sólo 4,7 segundos.

El SLC 180 y el SLC 200 poseen un cambio manual de 6 velocidades; opcionalmente pueden equipar el cambio 9G-TRONIC. En el SLC 250 d, el SLC 300 y el SLC 43, este confortable y deportivo cambio automático con convertidor de par forma parte del equipamiento de serie.

Con sólo pulsar un botón, DYNAMIC SELECT permite ajustar en unos instantes características diferentes para el vehículo, modificando el reglaje del motor, el cambio y la dirección de acuerdo con las preferencias del conductor. Los cinco programas de conducción «Confort», «Sport», «Sport+», «Eco» e «Individual» pueden ajustarse cómodamente con la tecla DYNAMIC SELECT emplazada en la sección superior de la consola central. El programa de conducción activo se indica en el display multifunción en color, y figura además en una ventana emergente que aparece en la unidad central. DYNAMIC SELECT forma parte del equipamiento de serie del SLC 300 y el SLC 250 d. En el SLC 180 y el SLC 200, la selección de programas de conducción está disponible en combinación con el cambio opcional 9G-TRONIC.

Los conductores que se decidan por el paquete dinámico opcional, que además de un tren de rodaje con altura rebajada en 10 mm consta de un sistema de amortiguación adaptativa, dirección directa y ESP con control de dinamismo en curvas, pueden seleccionar con DYNAMIC SELECT tres modos de amortiguación: «Confort», «Sport» y «Sport+». La fuerza de amortiguación se regula de forma automática y progresiva para cada rueda en función de la situación momentánea de conducción.